Coches Eléctricos

Proyectos de movilidad urbana en Barcelona en problemas

Proyectos de movilidad urbana en Barcelona en problemas

Existen varios proyectos de movilidad urbana en Barcelona en problemas actualmente. La capital catalana poee un historia apabullante, su puerto uno de los más hermosos del mediterráneo, su arquitectura sobresale con obras como la de Gaudí y tiene un equipo de fútbol profesional altamente competitivo en las ligas internacionales. No obstante, con crecimiento poblacional, se ha visto en la necesidad de implementar experimentos de movilidad urbana que no han sido nada exitosos.

A continuación, explicamos estos proyectos y cuáles han sido los óbices para que los mismos coronen un final feliz, dejando como enseñanza que se deben buscar otras opciones para intervenir la ciudad.

Los 4 proyectos catalanes de movilidad urbana sin final feliz

Nos referimos a los siguientes: el túnel de la Plaza Glòries, la “supermanzana”, el tranvía y el metro.

Este cuarteto son opciones que se vendieron como paliativos a una entidad urbana que tiene problemas de desplazamientos, pero que a lo largo del tiempo no se han concretado. Algunos tienen fallas de diseño, otros de gerencia y otros de aceptación política. Los mismos se explican a continuación:

El caso del túnel de Glòries

Una obra de infraestructura a gran escala, que implica un movimiento de tierra descomunal y cuyos gastos son atractivos para muchas empresas y se prestan para tergiversaciones.

De hecho, la última auditoria arroja que estos trabajos inconclusos ya tienen un 20% de sobreprecio y llevan un retraso de 19 meses.  Sin duda, se trata de un caso donde los aspectos externos y administrativos han terminado preponderando. Por otra parte, parece que no se estimó cuanto esfuerzo le demanda a la ciudad hacer una obra de esta envergadura.

La primera “supermanzana”

La idea era aligerar el tráfico uniendo grupos de tres manzanas. No obstante, parece que empezaron a hacerlo en el sitio y momento equivocado.

En primer lugar porque la primera de estas “supermanzanas” la hicieron en una zona de pocos vecinos y el beneficio es poco evidente. Luego, porque empezaron a hacerla en verano, cuando había poco tráfico y no se pudo medir el impacto verdadero de este experimento en el flujo urbano cotidiano.

El tranvía y la Diagonal

Unir dos sistemas de tranvías en la famosa “Diagonal” de Barcelona parece una promesa difícil. En primer lugar, los estudios técnicos parecen apuntar a que esto es imposible. Luego, sucede que las dos empresas comprometidas no están dispuestas ni a fusionarse ni a ceder sus ganancias.

Todo un tema de falta de consensos. Por otra parte, la municipalidad no desea expropiarlos, pues entonces tendrían que hacerse cargo de los tranvías y no cuentan con recursos para hacerlo.

El eterno conflicto del metro de Barcelona

El metro de Barcelona es un sistema de muchas redes, pues cuenta con 12 para ser específicos. Es el segundo, luego del de Madrid, en importancia dentro del territorio español. No obstante, cuenta con muchas estaciones que no se utilizan, inconclusas, que nunca han sido inauguradas o que ni siquiera se han empezado a hacer.

En buena medida, lo anterior ocurre gracias a problemas de recursos. Pero tampoco se puede negar que los choques entre sindicatos y las continuas huelgas derivadas de esta situación, han impedido la culminación de este sistema de movilización masiva. Como vemos, de nuevo la gestión influye, pues no siempre son cuestiones de proyecto las que influyen, sino de los diversos factores que acotan la ejecución de los mismos.

Todo el escenario antes descrito, apunta a que los proyectos de movilidad urbana en Barcelona en problemas se solucionan con nuevos modos de movilidad urbana como el uso de la bicicleta, patines eléctricos o monociclos. Los mismos no implican gastos para el estado y hacen que las personas aprovechen más las vías de la ciudad y se muevan a mayor velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *