movilidad urbana eléctricos

Baterías para vehículos eléctricos

Baterías para vehículos eléctricos

El asunto de las baterías para vehículos eléctricos ha sido un tema medular en el diseño y fabricación de este tipo de autos. Lo cierto es que para que un auto pueda rodar muchos kilómetros con un motor eléctrico, necesita de una batería a gran escala, la cual sería tan pesada que impediría que el coche se pudiese desplazar. Este es el gran dilema de la fuente de energía para el uso de este tipo de transportes.

Se trata de un problema que no está presente en los autos a gasolina. Un tanque de gasolina no es tan pesado como una batería, además de ser mucho menos complejo. En tal sentido, esta industria automotriz centrada en la electricidad ha requerido de una evolución de los sistemas de baterías y almacenaje de energía. Solo de esta manera se ha podido afianzar el sector de los coches eléctricos y su posible éxito en un futuro.

Algunos tips sobre las baterías de los autos eléctricos

Para entender mejor el asunto de las baterías para vehículos eléctricos podemos hacer un símil con un teléfono  celular. Este tipo de dispositivos llevan una batería cuyo tiempo de duración suele ser corto, por lo que es necesario recargar continuamente. No obstante, para que tenga mayor duración necesitaría ser más grande, pero si esto ocurre se torna demasiado voluminosa  para el aparato y pesada.

Lo anterior aplica también en el caso de las baterías para vehículos eléctricos. Por ello, buena parte del esfuerzo tecnológico apunta a crear unas baterías que sean de tamaño adecuado para cualquier vehículo. Por esta razón, las baterías han empezado a ser de pequeño formato, con la posibilidad de sustituirlas o recargarlas durante el trayecto captando la energía del frenado.  De esta manera la pila se va recargando y se evita el quedarse sin energía.

La experimentación en el sector de baterías para autos

Uno de los autos eléctricos con mayor auge es el Tesla Model 3, el cual cuenta con un novedoso sistema de celdas para sus baterías. Estas son de tamaño 2170 (21 mm de diámetro y 70 mm de largo).  Se trata de celdas muy baratas, que además ayuda a ahorrar espacio, pues al colocarlas todas juntas no ocupan un lugar demasiado grande. Con el uso de las mismas se propicia un ahorro de hasta 35%, ya que son de larga duración y no requieren ser cambiadas en corto tiempo.

Se trata de un modelo de baterías para vehículos eléctricos bastante novedoso por otro motivo. Sucede que se aspira tenga un amplio espectro de dotación energética para el coche. Solo de esta manera logran que el motor de un coche eléctrico se mueva a velocidad similar a la de un auto que funciona con gasolina. Además, la idea es que sean fáciles de recargar y que tengan una duración óptima tanto en tiempo como en kilometraje.

El futuro de la movilidad en el camino de los autos eléctricos

Se sabe que hay grandes esfuerzos por buscar nuevas maneras de desplazarse por los escenarios urbanos.  La opción de los coches eléctricos se mueve junto a las alternativas de las bicicletas, lo peatonal y los nuevos sistemas de modalidad urbana que se fabrican por empresas interesadas en este sector. En dado caso, lo importante es que hay un esfuerzo desde distintas aristas para discernir este problema y buscarle una solución.

En tal sentido, la búsqueda de novedosas baterías para vehículos eléctricos es una de las maneras de adentrarse en el mundo de la movilidad. Es una estrategia para que estos vehículos se muevan a mayor velocidad y cuenten con una fuente energética constante, mientras cuidamos del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *