Cómo elegir un vehículo eléctrico

Cómo elegir un vehículo eléctrico

La interrogante sobre cómo elegir un vehículo eléctrico es bastante frecuente. La gente se siente con la duda al respecto por temor a cambiar el modo de auto con gasolina, a otro con nuevas características. No obstante, hay que tener en cuenta que los autos de electricidad son el futuro. Por ello, hay que aprender a usarlos y considerarlos como una verdadera opción dentro de los nuevos patrones de la movilidad urbana.

La duda entre el auto eléctrico y el convencional

¿Por qué la gente siente dudas a la hora de comprar un auto de electricidad? La verdad es que el medio con combustibles fósiles está tan divulgado, que las personas no se sienten seguras. Además, hay muchos mitos en derredor de estos autos. El primero es que son muy costosos. El otro que suele repetirse es que tienen poca autonomía. Todo esto hay que verse con cuidado para tener una visión verdadera de este tema.

Aspectos a tener en cuenta al momento de comprar un coche eléctrico

La respuesta sobre cómo elegir un vehículo eléctrico pasa por el hecho de tener que considerar aspectos como los que se mencionan a continuación:

La autonomía

Es uno de los tópicos más mencionados cuando la gente habla sobre la elección de un auto que funciona con electricidad. Es importante que la misma al menos cubra los kilómetros diarios, de manera que el auto se recargue solo en la noche. En tal sentido, hay que saber que los coches eléctricos cubren menos distancias que los de gasolina.

El uso

En este punto hay que preguntarse para qué se va a usar el automóvil. Los autos eléctricos no son la mejor opción ni para largos recorridos fuera de la ciudad o para llevar cargas pesadas. Tampoco parecen ser los más útiles para desplazarse en topografías con abundantes pendientes. Todo esto hay que saberlo antes de comprar un auto de este tipo.

Precio

Por supuesto este es un factor medular en el tema sobre cómo elegir un vehículo eléctrico. Es cierto que en primera instancia un auto eléctrico es más costoso, pero a la larga implica un ahorro en combustible. Además, hay que tener siempre en cuenta el aspecto del precio de los repuestos, por ejemplo.

Características mecánicas

Sucede que en la mecánica eléctrica el par motor es elevado. Por ese motivo, se entrega desde el inicio de la marcha y no necesita revolucionar como en los automóviles de gasolina. La sensación de potencia instantánea es, en casi todos los modelos del mercado, una verdadera y digna experiencia de ser vivida.

La recarga

Este es un tema de suma relevancia. Si deseas tener un auto eléctrico, es indispensable que tengas cerca de tu hogar un sitio de recarga de su batería. Si no es así, será muy complicado poderlo usar correctamente. Los puntos de recarga están certificados y son especiales para tales casos. Además, no están tan divulgados o son tan comunes como lo pueden ser las gasolineras.

Los anteriores tips son necesarios a la hora de saber cómo elegir un vehículo eléctrico. Por lo demás, es necesario saber igualmente que estos coches requieren de un mantenimiento mecánico diferente, el cual hay que considerar.

Algunas consideraciones finales sobre este asunto

Los autos eléctricos son una tecnología emergente. Han empezado a tener éxito gracias a que ha mejorado la batería, la cual ha podido ser reducida y a la vez con capacidad para rodar por una buena cantidad de trayecto.

Por ello, si deseas conocer cómo elegir un vehículo eléctrico te recomendamos que repases este post. Te darás cuenta que es una tarea que requiere de estar atento a varios detalles, pero que tiene la bondad de poder tener el auto eléctrico que necesitas. 

Desempeño de los vehículos eléctricos gracias a su autonomía

Desempeño de los vehículos eléctricos gracias a su autonomía

El desempeño de los vehículos eléctricos gracias a su autonomía es un tema relevante. Lo cierto es que hay dos temas que orbitan en derredor de la decisión de comprar un auto eléctrico. La primera es el precio, pues en primera instancia los autos con electricidad son más costosos que los de gasolina. El otro aspecto tiene con la batería de su autonomía, misma que se considera dura poco tiempo, siendo necesario frenar el auto para recargarla.

Lo cierto es que la autonomía de las baterías de los autos eléctricos puede tener cierta duración solo en condiciones ideales. No obstante, si el vehículo se mueve en desniveles, si se usa el aire acondicionado o si se frena por largo tiempo esta duración de la carga energética dura menos tiempo. Esto es algo innegable y que debe tenerse en cuenta en todos los autos de electricidad, mismos que sin duda representan el futuro de la movilidad urbana.

Las realidades de la autonomía en el mercado del coche español

Hay que indicar que el desempeño de los vehículos eléctricos gracias a su autonomía es bastante claro de identificar en España. En el caso español, acontece que el auto con mayor nivel de autonomía alcanza solo los 250 kilómetros bajo esta modalidad. Sin embargo, al usar otros dispositivos y cruzar por rutas con geografía de subidas y bajadas, esta autonomía disminuye hasta los 180 kilómetros, lo cual no es útil en un viaje largo.

Lo cierto es que el gran reto de los autos eléctricos es mejorar el aspecto de su suministro de electricidad. Es un asunto vital, puesto que la realidad es que para lograr una alta autonomía se necesita una batería de gran tamaño, la cual obliga a tener un motor más grande, que a su vez requiere de una batería también de mayor envergadura. En tal sentido, puede verse que el problema de la autonomía implica otras variables importantes.

Algunos ejemplos de coches eléctricos con alto nivel de autonomía

Cuando hablamos de desempeño de los vehículos eléctricos gracias a su autonomía, tenemos  varios casos que llaman la atención. Un auto paradigmático es el BMWi3, al cual se le ha incorporado una batería de 33KWh, con la cual el auto puede rodar hasta por 300 kilómetros. Esto último solo es posible si el auto se desenvuelve en una zona cómoda, sin mayores exigencias al motor que minimicen la autonomía de la batería.

Otros autos que se muestran como ideales desde el punto de vista de la autonomía son el Tesla, el Volkswagen y el Kia. Estos coches han experimentado con nuevos modelos de baterías que aumentan hasta en un 30% su autonomía.  Se trata de autos que prometen convertirse en el futuro de la movilidad urbana, tanto dentro de las ciudades como recorriendo los kilómetros que las separan, logrando así cumplir con itinerarios interurbanos.

Otro asunto a resolver en el caso de España: los puntos de recarga

Hay otra variable que afecta el desempeño de los vehículos eléctricos gracias a su autonomía, siendo la misma referida al caso de los puntos de recarga. Lo cierto es que en toda España hay apenas 29 puntos de recarga, los cuales son bastante escasos para todo el país. En cambio, hay miles de gasolineras que son de gran utilidad para que la gente mantenga sus automóviles perfectamente en trayectos largos.

Como se puede apreciar, el desempeño de los vehículos eléctricos gracias a su autonomía depende de varios factores. Todas estas variables deben ser tenidas en cuenta, ya que influyen en la manera como se lleva a cabo la selección y uso de estos automóviles. Cambia tu forma de movilizarte y cuida de tu entorno.

Niveles de autonomía vehicular

Niveles de autonomía vehicular

En este caso, nos referimos a niveles de autonomía vehicular no relacionados con la duración de batería o de combustible. Los párrafos de este post en realidad atañen otros temas, tales como la posibilidad de que un auto pueda circular, moverse, desplazar de manera independiente, como si estuviese en “piloto automático”.

Hay que indicar que estos niveles se miden en escala del 1 al 5.  En dado caso, el quinto es considerado como el nivel máximo, siendo el estándar total de la llamada autonomía vehicular. ¿Qué significa esto? ¿Qué implicaciones tienes? ¿Acaso esta escala revela los deseos de los usuarios? Estos son algunos de los tópicos que planteamos explicar en este texto.

Criterios usados para la clasificación de la autonomía vehicular

Los  niveles de autonomía vehicular más aceptados son los planteados por la Sociedad de Ingenieros Automotrices (es mejor conocida como SAE por sus siglas en inglés). Este ente cuenta con aceptación a nivel internacional, siendo reconocido por muchas personas y son sus dictámenes los que son más usados para entender la clasificación de los autos.

Los cinco niveles usados en este tipo de clasificación

Entrar en el tema de los niveles de autonomía vehicular implica entender las escalas de la misma. Esto se logra con una breve explicación, la cual se muestra a continuación:

NIVEL 0 (sin asistencia)

Son autos donde el conductor toma todas las decisiones. Es el coche convencional, diseñado para que quien lo conduzca ejerza todas las funciones.  Es un auto sin ninguna traza de autonomía en la conducción.

NIVEL 1 (asistencia leve)

En este caso, el auto mantiene la llamada “velocidad crucero”. Se trata de una velocidad que se mantiene constante durante trayectos largos, una suerte de promedio de las demás velocidades.

NIVEL 2 (50% conductor, 50% sin asistencia)

Es el punto medio de la escala. La mitad de la conducción es llevada a cabo por el auto y la otra mitad por el auto. Este último puede decidir tópicos como la velocidad, así como detenerse si se detectan fallos en el motor o problemas de índole similar.

NIVEL 3 (autos con alguna decisión)

Acá tenemos autos que toman decisiones, tales como cambiar de canal o frenar si detectan algún obstáculo en su ruta. Son autos que pueden tener un trayecto constante, pero no toman todas las decisiones a la hora de rodar.

NIVEL 4 (autónomos, en ambientes controlados)

Estos son autos plenamente autónomos, pero que solo se desplazan en sitios bajo control. No pueden salir libremente a cualquier lugar, sino solo a sitios indicados para ello, con poco tráfico y rutas preestablecidas.

NIVEL 5 (plenamente autónomos)

En este caso el auto se conduce solo, toma todas las decisiones y el conductor es una suerte de pasajero en su interior. Se aspira llegar alguna vez a este nivel, de manera que el ocupante del auto pueda descansar al 100% mientras viaja en su interior.

Estos son algunos de los escalafones referentes a los niveles de autonomía vehicular. En buena medida, hay que decir que el nivel 5 aun es bastante utópico, aunque hay algunos prototipos que apuntan a tener esta categoría.

¿Se espera llegar a una autonomía completa?

Hablar de la autonomía vehicular implica pensar en la versión absoluta del llamado piloto automático. Es algo que hasta solo hemos visto en la ciencia ficción. En dado caso, hay ciertos aviones y barcos que logran mantenerse a una velocidad constante si ayuda de una persona que los conduzca. Esto último es lo más cercano  a la total autonomía del transporte.

Lo cierto es que los  niveles de autonomía vehicular son una escala que sirve de referencia. En dado caso, son referencia que puede indicar lo que se busca en esta temática y darle paso a la movilidad urbana y así modificar nuestra forma de movilizarnos.

Autonomía homologada para los coches eléctricos

Autonomía homologada para los coches eléctricos

La autonomía homologada para los coches eléctricos es un tema de gran demanda en la actualidad debido a los constantes avances tecnológicos y en la sociedad.

En primer, hay que dejar en claro lo que significa autonomía en términos de los coches eléctricos. Esta se puede entender como la capacidad que tiene el automotor para desplazarse sin necesidad de recarga de energía. Es un dato esencial, puesto que sucede que una de las objeciones que se esgrimen contra este tipo de automóviles es que tienen poca autonomía.

Lo anterior es un dato esencial, puesto que los autos eléctricos tienen fama de durar poco tiempo con una carga de batería. Esto los pone en mala posición respecto a los carros de gasolina, que con un tanque lleno logran recorrer una gran cantidad de kilómetros.

Los datos necesarios para tener el valor de la autonomía de un auto eléctrico

En Europa la autonomía homologada para los coches eléctricos ha sido un factor a tener en cuenta, pues sucede algo peculiar. Este valor suele variar mucho y destantea a los usuarios. Un auto japonés indica tener cierta autonomía, y en la vida real tiene otra, por decir un ejemplo.  Y es que tal valor depende en buena medida de variables como las que mencionamos a continuación:

En llano o con desniveles

Por lo general, las empresas de autos hacen referencia a este valor probando el auto en terrenos planos, lo cual implica un gasto mucho menor de la batería que en el caso de pendientes. Por ello, quienes viven en lugares con terrenos de subidas y bajadas notan que el auto gasta mucha de su batería.

Con solo el conductor o con pasajeros

Obviamente, el auto gasta más energía teniendo que trasladar el peso de varias personas. Este es siempre un valor a tener en cuenta, pues por lo general el valor de la autonomía lo indican con solo el conductor.

La temperatura

Es un factor determinante. No es igual la autonomía de un conductor de autos eléctricos en Suecia, a otro que habita en España, por citar un ejemplo bastante diferenciado.

El tipo de conductor

Hay diversas maneras de conducir. Una persona que maneja a velocidad media y constante, desgaste menos la batería del auto que otro que lo hace de manera rápida y agresiva.

Como se puede aprecia, la autonomía homologada para los coches eléctricos depende de varios factores, mismos que son tenidos en cuenta si se quiere un valor real de la misma.

La necesidad de un valor real de la autonomía

Todo lo antes dicho, genera la necesidad de un sistema de medición de los consumos de los coches realizado siempre en las mismas condiciones estandarizadas.

Es así como surge el llamado el ciclo de homologación europeo que hoy en día conocemos como NEDC, o New European Driving Cycle. Se trata de una prueba que procura reflejar ciertas circunstancias promedio de los autos en el escenario europeo.

Es importante indicar que esta prueba se realiza para todos los tipos de autos, bien sean de diésel, gasolina o de tipo eléctricos. La idea es dar a los consumidores un valor real de la autonomía homologada para los coches eléctricos.

¿En qué consiste esta prueba de autonomía vehicular?

Esta prueba de consumo del ciclo NEDC se realiza dentro de un edificio, a unos 25 grados C, en plano, sin viento, tan solo con el conductor, con todo apagado salvo el motor y sobre rodillos motorizados.

De esa manera, se logra saber el consumo real de energía del vehículos es ciertas condiciones, mismas que se detallan a la hora de dar el veredicto sobre la autonomía homologada para los coches eléctricos.

La movilidad urbana mejora la calidad de vida en España

La movilidad urbana mejora la calidad de vida en España

Mucho se dice sobre que la movilidad urbana mejora la calidad de vida en España. Lo cierto es que es un tema de interés, ya que la realidad es que la nación española es un territorio ampliamente urbanizado. Esto último quiere decir que se trata de un país donde la mayor parte de su población vive en comunidades consideradas urbanas. Por ende, cualquier intento por mejorar la movilidad urbana es a la vez un esfuerzo en pos de todos los españoles.

Vale decirse que en España hay tres conurbaciones de importancia. La primera es el arco Mediterráneo. La segunda es la llamada Cornisa Cantábrica y finalmente está el Centro (Madrid, y por extensión, Guadalajara).

Características de los modos de desplazamiento urbano en España

Antes de hablar sobre cómo mejora la movilidad urbana mejora la calidad de vida en España, hay que dejar en claro que en territorio español prepondera el uso de carreteras entre ciudades y el vehículo dentro de las mismas. De estos últimos, menos del 50% son públicos.

Lo anterior se debe también a un errado concepto de estatus y de riqueza. La gente piensa que todo aquel que tiene suficientes ganancias debe comprar un auto y no usar los medios públicos de transporte. Además, el auto tiene prioridad sobre el peatón en el medio urbano, la gente se siente más cómoda en el mismo que a pie. No obstante, el tema de la eficiencia energética y del gusto por disfrutar los espacios públicos implica un interés por una nueva movilidad.

Hacia una mejor calidad de vida con en las ciudades españolas

Desde la década de los 90, el tema de que la movilidad urbana mejora la calidad de vida en España, se ha tornado interesante. Ciudades como Barcelona, con los juegos olímpicos del 92, dan un paso en un concepto medular: hay que transformar el espacio urbano para cambiar la movilidad urbana. Se trata de un cambio de visión importante, pues durante mucho tiempo se pensó que había que cambiar era el tipo de transporte y no el escenario urbano.

Al cambiar el medio urbano, se obliga a desplazarse por el mismo de maneras novedosas. La realidad es que la gente usa el auto porque es la mejor manera de desplazarse por el tipo de ciudad actual. Entonces, cabe la siguiente pregunta: ¿qué tipo de movilidad urbana tendríamos si cambiamos la ciudad? En dado caso, hay que entender que la gente está adaptando su vida al automóvil, y el medio de transporte al tipo de vida que desea.

¿Cómo puede mejorarse la calidad de vida con la movilidad urbana?

La única de manera de lograrlo es con el doble cambio antes descrito: que la ciudad cambie y que a su vez los modos de desplazamientos sean consecuentes a estos cambios. Es así como la movilidad urbana mejora la calidad de vida en España.  En dado caso, algunos tips son los siguientes:

  • Una correcta planificación y gestión de infraestructuras.
  • Necesidad de dar información y sensibilización a los habitantes urbanos para que se sientan comprometidos con la nueva movilidad urbana.
  • Excelentes claves normativas para regular los nuevos modos de desplazamientos en los escenarios urbanos.
  • Crear instrumentos de coordinación para actuar de manera adecuada en el ámbito urbano, de manera que se puede controlar la circulación.

Gracia a todo lo antes dicho, se ha logrado grandes cosas. Es de esta manera que la movilidad urbana mejora la calidad de vida en España, siendo una de las perspectivas que a futuro se plasman en el escenario de todas nuestras ciudades.

Vehículos eléctricos con mayor autonomía en España

Vehículos eléctricos con mayor autonomía en España

Hablar de los vehículos eléctricos con mayor autonomía en España parece ser un ejercicio un tanto exagerado, ya que apenas el 1% del parque automotor español pertenece a esta categoría. Lo cierto es que es un debate que se abre, en buena medida por parte de sus propios fabricantes. Esto se debe a que muchos conductores tienen la idea errónea de que estos automotores duran menos tiempo activos que un coche de gasolina.

En buena medida, esta era una de sus limitantes. No obstante, en tiempos recientes este paradigma ha cambiado, ya que se han diseñado nuevas baterías que logran que los autos circulen por largos trayectos sin que se gaste su suministro de electricidad. Esto último es justo lo que se llama autonomía en un auto: la capacidad de rodar sin necesidad de recargar su fuente de energía.

Las claves de la autonomía en los automóviles con electricidad

Para entender la existencia de vehículos eléctricos con mayor autonomía en España, hay que considerar que estos han mejorado sus prestaciones gracias a las baterías que los fabricantes le han ido colocando. En esencia, se han logrado dos objetivos fundamentales: reducirlas de tamaño y aprovechar el desplazamiento del auto para que se recarguen por si misma durante los trayectos recorridos.

Los autos eléctricos de mayor autonomía en España

Ahora, llegamos al punto clave de este texto. Vamos a hablar de los vehículos eléctricos con mayor autonomía en España. Los mostramos a continuación en una lista sucinta, de manera que nuestros lectores puedan conocerlos:

Tesla Model P100D

Hermoso auto que logra rodar más de 600 km sin necesidad de reponer la carga de su batería. Acelera de 0  a 100 km/h en apenas 2,7 segundos.  Su nivel de autonomía permite ir de Madrid a Barcelona sin ninguna necesidad de recarga.

Opel Ampera

Es el primer auto eléctrico de la marca Opel. Su autonomía sin frenar en exceso es de 500 kilómetros, pero se estima que la misma en realidad ronda los 380 kilómetros. Es bastante rápido, ya que alcanza los 150 km/h.

Renault ZOE

Un auto muy versátil, con una autonomía promedio de 400 kilómetros. Su batería utiliza las nuevas celdas LG, las cuales permiten reponer la electricidad del motor en tan solo media hora. Acepta corrientes normales o trifásicas.

BMW i3

Uno de los coches más consultados cuando se habla de vehículos eléctricos con mayor autonomía en España. Ha mejorado mucho su batería, logrando cargarla con rapidez y logrando una autonomía de 300 kilómetros.

Hyundai IONIQ Electric

Esta empresa coreana ha intentado crear un auto eléctrico de gran velocidad. De hecho, alcanza los 165 km/h. No obstante, esta velocidad la logra a expensas de su autonomía, ya que la misma es de 280 kilómetros.

Nissan Leaf

Un auto pequeño, ideal para que una batería no tenga que sobrellevar el peso de una carrocería que le resta efectividad. Su autonomía es de 250 kilómetros, por lo que es un auto pata rutas cortas, bastante bueno en muchos sentidos y de uso familiar.

Kia Soul EV

Un auto que alcanza los 140 km/h, combinado con una autonomía de 212 kilómetros. Un auto elegante, sobrio y a un precio accesible para todos los compradores.

Los anteriores son los vehículos eléctricos con mayor autonomía en España. La gente debe conocerlos como opciones, pues seguramente en un futuro no muy lejano esta nueva tecnología será la reina en el escenario de la movilidad urbana.

Parece ser que el margen entre los 400 km y los 600 km es el tope de las baterías de estos automóviles. En dado caso, para lograr mayores duraciones se requiere mejorar la capacidad de auto-recarga de estas baterías mientras están rodando.  Si esto se logra, estos coches pueden alcanzar distancias impresionantes sin necesidad de recargar.

Apoyo del gobierno ante la movilidad urbana

Apoyo del gobierno ante la movilidad urbana

El tema del apoyo del gobierno ante la movilidad urbana  se ha tornado una plataforma de discusión. ¿Acaso es asunto de los gobiernos catalizar estos cambios? ¿O es el sector privado quien los asume? Lo cierto es que muchos opinan que debería ser una cuestión mixta, donde el verdadero rol de los poderes públicos es orientar a la ciudadanía hacia cambios en el modo de circular por las ciudades.

La palabra “orientar” es clave. No se trata de que el gobierno fomente una tendencia, pero nunca que la imponga. Muchas iniciativas de excelente calidad se diluyen o se pierden ya que tienen un aura impositiva que desagrada a las personas, quienes terminan negándose a acatar nuevas directrices por simple rebeldía. ¡Así de simple! En tal sentido, es útil revisar algunas iniciativas donde se han logrado grandes cambios con acciones gubernamentales inteligentes.

El caso reciente de actuaciones por parte del gobierno español

Hay ejemplos concretos de apoyo del gobierno ante la movilidad urbana  que pueden ser tomados en cuenta. Un caso interesante es el de España, donde los entes gubernamentales dan préstamos y facilidades a personas que cambien sus autos viejos (y muy contaminantes) por otros de tecnología más reciente, que resultan menos dañinos al medio ambiente por la menor cantidad emisiones que liberan de CO2.

Se trata de una idea inteligente, sobre todo considerando que el 75% del parque automotor español, en 2016, no cumplía con las normas de circulación para ser menos contaminante. En buena medida, se apoya de manera notable la compra de vehículos eléctricos, con lo cual se logra incentivar esta tecnología que abre sus puertas al futuro de la movilidad en todas las ciudades.

No solo importan las cuestiones de tipo medio-ambiental

El apoyo del gobierno ante la movilidad urbana puede ir más allá de los clichés de la contaminación. También implica la optimización de los medios de transporte.

Un caso al respecto es que ahora se promueve el uso de vehículos sostenibles, compartibles y autónomos. Estas tres características compartidas son lo anhelado por los nuevos planificadores urbanos. La idea no es solo soñar despiertos, sino que los nuevos modos de transporte sean reales.

Uno de los problemas de la movilidad urbana es que, a veces, se hacen iniciativas que son complejas e implican muchos sacrificios por parte del usuario. En dado caso, ahora se pide que esto no suceda, pues entonces la solución a los problemas pasa a ser algo “pasajero”, que se olvida en poco tiempo y no pasa de ser una simple “moda” que deja de llevarse a cabo cuando se acaba la novedad de la misma. Sin duda, lograr esto es todo un reto.

Concretar al destinataria de la ayuda en la movilidad urbana

Este es un punto relevante en lo que respecta al apoyo del gobierno ante la movilidad urbana. Resulta que hay una visión romántica en la cual la movilidad va dirigida a un ser abstracto, aunque con ciertas características: un ser humanos que adora ser peatón, que ama las áreas verdes en la ciudad, y que supuestamente está dispuesto a dejar de usar el auto de la noche a la mañana en pos de la causa noble de la movilidad sostenible.

Lo anterior es algo irreal. Lo cierto es que mucha gente desea seguir usando su vehículo y que muchos usuarios en la ciudad parecen poco proclives a dar su brazo a torcer en este asunto. Es por eso que los gobiernos deben ser inteligentes y no imponer cambios de la noche a la mañana. ¡No! En realidad les corresponde generar la transición entre los modos de desplazamiento actuales y los que se vislumbran en el horizonte.

Claves de la innovación de la movilidad urbana y sostenible

Claves de la innovación de la movilidad urbana y sostenible

Se ha dicho mucho acerca de las claves de la innovación de la movilidad urbana y sostenible, esto obedece a muchas razones, siendo la primera aquella que atañe lo referente al medio ambiente.

En primer lugar, sobresale un dato estadístico notable: el 10% de las emanaciones de CO2 a nivel mundial tienen su origen en los automóviles que circulan en las ciudades. Por ello, se ha tratado de minimizar su impacto en la medida de lo posible.

Lo antes dicho es algo que va a cambiar de manera sustancial el panorama de muchas personas, pues se estima que a nivel global el 80% de la población habita en centros considerados urbanos. Sin duda, es uno de los retos que están en el horizonte y que hay que asumir con toda propiedad.

¿En qué consiste exactamente la idea de la movilidad urbana?

Primero hay que entender el concepto de “movilidad” urbana, antes de adentrarse en los detalles de las claves de la innovación de la movilidad urbana y sostenible.

Sucede que podemos definir la movilidad urbana como la manera en que los habitantes de una ciudad la recorren, bien sea en distancias cortas, medias o largas. La movilidad urbana también implica formas de entender y conocer el territorio urbano. Por ello, muchos consideran la verdadera manera de habitar la ciudad está en la manera de circularla.

Ideas y tips para alcanzar una movilidad urbana sostenible

En tiempos recientes se ahonda en la idea de plantear las claves de la innovación de la movilidad urbana y sostenible. ¿Por qué sucede esto? Pues, debido a que las personas se han dado cuenta que no pueden tejerse ideas románticas e imposibles de realizar en torno al tema. No basta con las buenas intenciones. Esta movilidad debe poder concretarse, hay que costearla y además perdurar en el tiempo; no ser una simple moda.

Por ello, mostramos a continuación algunas ideas sobre las cuales hay un alto grado de consenso y que buscan aplicarse en diversos contextos citadinos:

Tecnología como motor de innovación

Esto no solo atañe el uso de nuevos medios de transporte, sino que se pretender crear  las llamadas ciudades inteligentes, donde las claves de la innovación de la movilidad urbana y sostenible se apoyan en el uso de la informática y las telecomunicaciones. De esta manera, se puede controlar el tráfico rodado. Igualmente, se logra que la gente conozca el estado de las vías antes de transitarlas.

El uso correcto e inteligente de las regulaciones

Muchas se veces se pretende mejorar la movilidad urbana por simple decreto: creando leyes a diestra y siniestra. En realidad, se deben crear normativas que no sean onerosas para las personas y que más bien las motiven a formar parte de las iniciativas para optimizar esta movilidad. Un ejemplo de ello es el uso de autos compartidos (car-sharing) y las bicicletas compartidas (bike-sharing), lo cual está normado en naciones como Holanda.

Los anteriores tips son aceptados por todas aquellas personas que han formulados ideas y claves de la innovación de la movilidad urbana y sostenible. Por ello, son puntos de partida ideales para futuras elucubraciones sobre el tema

La movilidad como un tipo de servicio

Usualmente el servicio de transporte es algo maneja el sector público: trenes subterráneos, servicios de teleférico, etc. En tiempos recientes, ciudades como Santiago de Chile han empezado a crear un medio en el cual estos servicios son privados. De esa manera, la necesidad de captar una clientela que los utilice, hace que sean mejores por una necesaria competencia.

Como se puede observar, estas claves de la innovación de la movilidad urbana y sostenible son a la vez útiles y de paso sumamente creativas. ¡Todo es cuestión de tratar de ponerlas en práctica!

Ventajas de los vehículos eléctricos

Ventajas de los vehículos eléctricos

La gente se muestra interesada en conocer las ventajas de los vehículos eléctricos. La verdad es que lucen como el futuro de la movilidad urbana, sobre todo teniendo en cuenta que a nivel global se hacen esfuerzos por minimizar las emanaciones a la capa de ozono de gases como el CO2. Mucho se conversa sobre este asunto, y es por eso que los conductores se llenan de curiosidad por conocer los detalles de este tipo de automotores.

¿Cómo funcionan este tipo de autos?

Una primera respuesta es obvia: funcionan con electricidad. Quizás, la verdadera interrogante que llama la atención sería la siguiente: ¿por qué no han logrado tener el mismo éxito que los autos con combustible fósil? En este caso, nos corresponde decir que esto se debe a que ha tardado en aparecer una batería que satisfaga el requerimiento energético respectivo.

En tiempos recientes, se han logrado crear bancos de baterías que dan a conocer las  ventajas de los vehículos eléctricos. Estas son de dos tipos: las que apuestan por la larga duración, o las que se recargan con la fuerza del frenado del coche. Una vez que quede resuelto el asunto de la energía en estos vehículos, lo demás es un tramo abierto para que los autos con electricidad dominen a su antojo el mercado automotor.

Vehículos eléctricos positivos para tu vida

Ahora, vamos a entrar de lleno en el tema y mostramos a nuestros lectores un total de cinco (5) ventajas de los vehículos eléctricos. Se trata de las más importantes y que sin duda pueden convencer a cualquier persona de comprar uno de estos automóviles:

Su consumo energético es más económico

Es cierto que un auto de electricidad es más costoso que otro de gasolina. No obstante, a largo plazo implica un mayor ahorro. Esto sucede porque la gasolina termina siendo más cara que las recargas de electricidad.  Se trata de un beneficio que se aprecia en el tiempo y no de manera inmediata.

No requieren las pruebas de verificación que exigen ciertos países

Esta si es una de las ventajas de los vehículos eléctricos que se aprecian con rapidez. En varias naciones las normas de tránsito obligan a los conductores a realizar inspecciones de sus autos con regularidad, con la intención de garantizar que sus autos no emanen gases contaminantes en exceso. Esto es algo que no ocurre con los autos que funcionan con electricidad, ya que están exentos de este trámite.

No emanan gases contaminantes a la atmosfera

Esto tiene que ver con el punto anterior. Sucede que un auto eléctrico no emana gases, pues no funciona con combustión. Por ello, es una gran opción para quienes defienden las causas ambientalistas.

Reducen notablemente la contaminación acústica

Otra importante ventaja que mejora las condiciones de vida, sobre todo en los entornos citadinos donde hay gran volumen de tráfico de autos. Este tipo de automóviles no genera tanto ruido y son bastante silenciosos.

Tienen una excelente autonomía para rodar

La gente cree que un auto eléctrico dura poco tiempo rodando, pues con inmediatez se le acaba la batería. ¡Esto no es cierto! En realidad, llegan a tener una autonomía que alcanza los 400 kilómetros.

La anterior es una lista que condensa de buena manera las ventajas de los vehículos eléctricos. A esto se suma que, sin duda, son el modo de transporte que prepondera en el devenir y que es importante irlos conociendo.

La movilidad urbana es epicentro de recientes controversias. En muchas ciudades se apuesta por el uso de modos de transporte como la bicicleta, pero en otras parece muy difícil cambiar el modo de transporte por medio de automóviles. Es en estas últimas donde más se notan las ventajas de los vehículos eléctricos. ¡Una verdadera alternativa para unas ciudades menos contaminantes!

Mitos sobre los vehículos eléctricos

Mitos sobre los vehículos eléctricos

Existen muchos mitos sobre los vehículos eléctricos. La gente comenta e inventa rumores, sobre esta tecnología en vista de que no la conocen. A su vez,  ocurre que el público en general está acostumbrado a los sistemas de combustión con gasolina, por lo cual no se imaginan con exactitud las bondades y características de estos automóviles.

¿Por qué surgen este tipo de automotores con electricidad?

La respuesta es muy simple: por causa de la excesiva contaminación de los motores que usan combustibles fósiles.  A partir de esta premisa, se han forjado muchos de los mitos sobre los vehículos eléctricos, pues muchos tratan de explicar la causa por la cual estos coches aún no desplazan a los transportes convencionales.

¿Cuáles son estos mitos que se dicen sobre autos con electricidad?

Son numerosos los mitos sobre los vehículos eléctricos. Son tanto que no cabrían nunca en este post. Sin embargo, hemos compilado las diez razones principales que se enarbolan en derredor a ellos.

Son automóviles sumamente costosos

Esto es algo que se afirma con tan solo ver el precio de compra. Ciertamente, al pagarlos de primera mano son más caros que los autos de gasolina. No obstante, con el paso del tiempo representan un ahorro a largo plazo, pues la electricidad es más económica.

Hay que tener amplios conocimientos para saber comprarlos

Como tienen otra tecnología y otro tipo de motor, no es tan sencillo levantar la tapa delantera y corroborar sus piezas mecánicas. No obstante, con un poco de asesoría se puede despejar cualquier duda al respecto.

Son complicados para recargar su batería

Este es uno de los mitos sobre los vehículos eléctricos más recurrentes. ¡No es cierto! Lo que se necesita es la fuente alimentación propicia. Contando con ella, todo lo demás es sumamente sencillo.

Muestran muy poca autonomía de movimiento

La gente piense que mientras un auto de gasolina puede rodar muchos kilómetros con un tanque lleno, en cambio uno de electricidad logra apenas rodar por cortas distancias con la recarga de batería. A decir verdad, un auto eléctrico puede tener autonomía de hasta 400 kilómetros sin tener que reponer energía.

Son autos de pocas velocidades

¡Falso! Es cierto que no llegan a tener hasta cinco cambios, pero en realidad logran tener hasta unas cuatro dependiendo del modelo. Además, pueden rodar hasta superar los 80 km por hora con facilidad.

Tardan mucho en cargarse y en estar a tono para rodar

En ciertos casos esto puede ser cierto. Quien tenga un auto eléctrico debe recargarlo todas las noches para usarlo al día siguiente.

Son delicados y se dañan con facilidad

No es cierto. Son tan duraderos como cualquier otro vehículo.  Su tiempo de vida depende también del tipo de uso que tengan.

No disponen de ayuda en los seguros

Hay aseguradoras que contemplan autos de electricidad. Este es uno de los mitos sobre los vehículos eléctricos que resultan ciertos, pero también es verdad que empiezan a ganar fama entre compañías de seguros.

Son automóviles muy difíciles de manejar

Esta es una afirmación bastante extraña, pues no tiene base de sustentación. Estos autos son como los demás: tienen volantes, pedales, palancas de cambios, etc.

No se consiguen repuestos en caso de fallas

Es más difícil conseguir ciertas piezas de sus motores… pero tampoco es imposible. Esta es una afirmación exagerada.

Los anteriores son los principales mitos sobre los vehículos eléctricos. Como se puede ver, muchos de ellos son más falaces que reales.

¿Es recomendable comprar un auto eléctrico?

La respuesta en este caso es afirmativa: si vale la pena comprar un auto eléctrico, ya que nos permite cuidar de nuestro entorno y el planete. No hay que hacer mucho caso a los mitos sobre los vehículos eléctricos.

En dado caso, lo importante es saber que es una tecnología que está en ciernes, pero que promete ser la base de la movilidad urbana en el futuro cercano.